jueves, 27 de junio de 2013

Junio










La tira de videuvedé para junio, publicada en Cinemanía.
Alfredo Landa era un animal de la interpretación, hacía del esperpento naturalidad. Da igual lo exagerado que fuera el personaje o lo absurdo del guión, él lo hacía creíble. Para mí sus mejores momentos son donde actúa sin palabras. Ahí era un genio.
En "El puente" (Bardem, 1976) hay dos escenas que me encantan, una es la del final, que no la pongo, claro.

En "La vaquilla" (Berlanga, 1985) se sale, igual que sus compañeros de reparto:

Y tantas más... En cuanto a Constantino Romero, no habrá nunca otra voz como la suya. No soy partidario de los doblajes pero con él hay que hacer una excepción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario